La energía solar se utiliza desde la antigüedad, pero está viviendo una nueva época dorada gracias al auge de las energías renovables. Una de las más empleadas es la energía fotovoltaica, entiende cómo funciona en el siguiente artículo.

Además de leer el blog, vas a necesitar horas de estudio para conseguir ser un experto en eficiencia energética y fuentes verdes. Es recomendable que te matricules en una academia.

Mantente al día de todas las novedades del sector con una formación de garantías en Mint. El Curso de Especialización en Energía Solar reúne todos los requisitos que necesitas para trabajar: ¡infórmate ahora! 

 

¿Qué es la energía fotovoltaica?

Esta es una energía renovable que transforma de forma directa la energía solar en electricidad. Esta energía verde se consigue gracias a la utilización de paneles fotovoltaicos. 

Hoy en día esta es una de las principales fuentes de energía de nuestro país. La energía solar produce el 25,5% de la demanda energética de España, según los datos de marzo del pasado año 2021.

Este es un sector innovador y en constante transformación, por lo que el auge de la energía fotovoltaica conlleva la demanda de trabajadores. Para encontrar empleo en un departamento tan especializado tienes que entender cómo funciona la energía fotovoltaica: ¡continuamos!

 

¿Cómo funciona la energía fotovoltaica?

La energía solar es una de las más abundantes y utilizadas en España. En la actualidad se emplean los rayos del sol para transformarlos directamente en energía eléctrica.

Se están creando grandes parques fotovoltaicos en diferentes Comunidades Autónomas porque esta fuente limpia funciona de una manera muy sencilla:

  • Los rayos del sol entran en contacto con la placa solar, que está compuesta por células fotovoltaicas.
  • Las células tienen una o varias capas de material semiconductor. Estas están recubiertas por un vidrio transparente.
  • Este vidrio permite el paso de la radiación y evita que se pierda el calor.
  • Los rayos solares se componen de fotones. Cuando la radiación solar alcanza a las células tienen un campo de electricidad entre las mismas, por lo que se genera un circuito eléctrico.
  • En función de la intensidad de la luz puede aumentar el flujo de electricidad.

Este es el sencillo proceso por el que las células fotovoltaicas que forman el panel solar transforman la luz en electricidad

Gracias a que las células fotovoltaicas convierten la luz en electricidad en forma de corriente continua, con una graduación que puede oscilar en una horquilla de 380 V y 800 V.

Como se busca optimizar los resultados lo máximo posible se emplea un inversor que transforma esta energía en una corriente alterna, que es la se emplea en los hogares de las personas. El fin último de la energía fotovoltaica es abastecer a la sociedad actual, aprovechando que es una fuente ilimitada.

En el último momento, la corriente alterna pasa por un contador, cuya función consiste en cuantificar y distribuir a la red general de electricidad. Sin embargo, existen casos en los que el panel o los paneles solares son de autoconsumo, por lo que no tienen acceso a la red eléctrica. 

 

¿Cómo se emplea la energía fotovoltaica?

Como hemos visto en el bloque anterior, podemos aplicar de dos formas diferentes la corriente alterna que se obtiene de la energía solar:

  • Una instalación aislada que no tenga acceso a la red general eléctrica: se utiliza en poblaciones aisladas, montañosas o parques naturales porque es difícil conectarse a la red. Su finalidad es el autoconsumo de estas pequeñas sociedades, incluso puede ser para particulares.
  • Una instalación con acceso a la red general eléctrica: esta es la forma más habitual y extendida en nuestro país. La corriente que se genera en los parques con paneles fotovoltaicos se distribuye a la red eléctrica. Esta es comprada y consumida por la sociedad, las instituciones, las familias y las empresas.

 

¿Cómo funciona la compensación en la energía fotovoltaica?

Existen excedentes de producción en las placas solares de autoconsumo. Cuando se produce más energía fotovoltaica de la que se consume se puede apostar por la compensación de estos excedentes.

La compensación en la energía fotovoltaica supone un importante ahorro

Si no consumes toda la energía que produces puedes verterla a la red eléctrica general para que la empresa comercializadora te descuente una parte del consumo en la factura.

El límite de la compensación en la energía fotovoltaica es cero: nunca vas a recibir dinero, solo se te resta de lo que pagas. No obstante, para acogerse a esta beneficiosa compensación necesitas un potencial total de la instalación que no supere 100kW.

Los otros requisitos que se exigen para la compensación de excedentes de autoconsumo de la energía fotovoltaica son los siguientes:

  • Contar con un contrato único asociado
  • Contrato para los consumos auxiliares
  • Contrato de compensación de excedentes de autoconsumo
  • Instalación de producción sin régimen retributivo adicional o específico

Si la tuya es una instalación fotovoltaica residencial, la compensación de excedentes puede ser muy beneficiosa, mes a mes vais a conseguir descuentos en la factura de la luz.

 

¡Fórmate en un Curso de Especialización en Energía Solar!

Es el mejor momento para convertirte en una pieza clave del proceso de transformación que vive el sector energético en España. Las políticas del Gobierno y de la Unión Europea, así como de las Comunidades Autónomas, están apostando por las fuentes limpias.

Si quieres trabajar en una de las empresas nacionales o multinacionales que están liderando este proceso de transformación necesitas una formación especializada, en una escuela reconocida.

Desde Mint te ofrecemos el Curso de Especialización en Energía Solar, que puedes cursar desde tu propia casa en la modalidad online. Nosotros te facilitamos todos los recursos que necesitas para profesionalizarte en el ámbito de la energía solar:

¡Consigue aprovechar la energía solar para transformarla en energía eléctrica!