Las fuentes renovables están ya tan asentadas en la sociedad que pocas veces nos cuestionamos su funcionamiento. Entre las más populares se encuentra la producida por las corrientes de aire y, sin embargo, ¿sabrías explicar cómo se obtiene la energía eólica?

Los aerogeneradores son fundamentales para transformar el viento en el combustible que ilumine o caliente un hogar. En el Curso de Especialización en Energía Eólica de MINT conocerás todos los detalles sobre su instalación y puesta en funcionamiento, pero en este artículo te damos algunas pinceladas. ¡Vamos!

La energía eólica: cómo se obtiene

El uso del viento como fuente de energía tiene un gran potencial en España. A finales de 2021, este combustible se convirtió en la base de la producción eléctrica de nuestro país, creciendo más de un 10% respecto al 2020 según la Red Eléctrica Española.

Se trata de una fuente limpia y renovable, ya que se apoya en las corrientes de aire que surgen de forma natural en el planeta. ¿Y cómo se obtiene la energía eólica? Pues instalando aerogeneradores o molinos de viento en extensos parques habilitados para este fin, y transformando la energía cinética (es decir, la del movimiento) en la energía mecánica que dará paso a la electricidad.

Los aerogeneradores captan la energía cinética del viento y la convierten en potencia eléctrica

A partir de ahí, se ajusta al voltaje que tenga la red de distribución y se hace llegar a los puntos en los que se necesita. La energía eólica puede capturarse a través de molinos instalados tanto en la tierra como en el mar, muchos más respetuosos con el medioambiente que la explotación del petróleo y el carbón.

¿Cómo se produce la energía eólica en la atmosfera?

Al explicar cómo se obtiene la energía eólica, hemos dicho que todo parte del viento. Pero, ¿es así? Lo cierto es que no, al menos no exactamente. El verdadero origen está en el Astro Rey, que es el verdadero causante de que existan las corrientes de aire en nuestro planeta.

Entre el 1% y el 2% de la radiación solar que este recibe acaba convertido en energía cinética o del movimiento del aire. El motivo es que la atmósfera se calienta más en unas zonas que en otras, originando masas de densidades diferentes.

El viento se produce cuando las masas de aire frías y calientes se desplazan

Las más frías bajan, mientras que las calientes suben. Ese desplazamiento es lo que conocemos como viento y lo que aprovechan los parques eólicos para producir electricidad.

Cómo funciona la energía eólica: el paso a paso

La cosa ha cambiado mucho desde la época en la que Don Quijote luchaba contra los molinos como si fueran gigantes. Los aerogeneradores son una versión perfeccionada de estos instrumentos y capaces de una proeza tan grande como la de encender una televisión con soplos de aire.

Evidentemente, hacen falta varias transformaciones de por medio para pasar de un punto a otro. Vamos a explicarte punto por punto cómo se obtiene la energía eólica y los mecanismos que intervienen para que llegue a una ciudad, a una empresa o a tu propia casa. ¡Atento!

Un fortachón invisible

El primer paso de nuestra guía sobre cómo se transforma la energía eólica en electricidad se encuentra en el propio viento. Por la diferencia de presiones que hemos señalado, se producen corrientes de aire que empujan las aspas de los aerogeneradores.

Esto hace girar unos ejes que entran en una caja de cambios y aumentan incluso más su velocidad. En ese momento, ya hemos logrado el primer objetivo en la ruta hacia esta fuente renovable: convertir la energía cinética en mecánica.

Cuestión de atracción

Los campos magnéticos están por todas partes. Rodeando a la Tierra, decorando nuestro frigorífico y… sí, en el interior de los aerogeneradores.

Su intervención tiene mucho peso en cómo se obtiene la energía eólica. Los ejes que dejamos dando vueltas en el anterior punto activan un generador que se sirve del poder de los imanes para que la potencia mecánica pase a ser eléctrica.

El Google Translate de la energía

Para que dos extranjeros se entiendan, muchas veces hace falta un traductor. Ese es el papel que cumplen las estaciones transformadoras, que adaptan el voltaje de la electricidad obtenida en los molinos de viento.

Lo normal es que haya instado más de uno y que todos estén conectados bajo tierra a una red eléctrica, formando un parque eólico. Cuando las corrientes de aire se sitúan entre los 10 y los 90 kilómetros por hora, se produce una energía de baja tensión que se transporta por estos circuitos para “traducirla” a una mayor y almacenarla en la subestación recolectora.

Del parque a tu casa

Con la energía ya en el voltaje adecuado y correctamente almacenada, es el turno de iniciar el viaje de salida. Primero a un centro de conexión y luego a la red eléctrica de transporte y de consumo, unas infraestructuras pensadas para conducir la electricidad a través de cientos de kilómetros de distancia.

Así es como llega a los hogares o a cualquier punto en el que se requiera. Lo ideal es que los parques gocen de al menos 2.000 horas de viento al año, aunque deben ser corrientes horizontales, ya que es imposible aprovechar las que se desplazan verticalmente.

Un viento que produce electricidad… y empleo

España está apostando fuerte en la producción de este combustible renovable. Y los efectos positivos de sus esfuerzos superan el mero beneficio al medioambiente.

La tasa de ocupación se ha visto recompensada por la confianza en los parques eólicos, instalados en más de 20 provincias. En ellas, se observa una renta promedio más alta, así como multitud de empleos directos, especialmente en las comunidades autónomas de Galicia, el País Vasco, Castilla y León, Aragón y Navarra.

Además de continuar su proceso expansivo, en los próximos años muchos de los molinos de viento existentes quedarán obsoletos. Es decir, que habrá que cambiarlos por instalaciones nuevas, lo que incrementará presumiblemente las oportunidades profesionales de los expertos en fuentes limpias.

Aprende cómo se obtiene la energía eólica

¿Sabías cómo se obtiene la energía eólica? Es un proceso ecológico y seguro, pero, sobre todo, muy prometedor a nivel laboral.

Si quieres que su porvenir te encuentre preparado, te aconsejamos que te animes a realizar un programa formativo. En MINT te ofrecemos nuestro Curso de Especialización en Energía Eólica, con el que lo aprenderás todo sobre los aerogeneradores. ¡Anímate!