Como ya sabes la energía eólica transforma la fuerza del viento en electricidad. Para aprovechar esta fuente inagotable necesitamos utilizar aerogeneradores, que gracias a sus componentes nos permiten explotar la potencialidad de este fenómeno natural.

Cada vez más parques eólicos inundan nuestra geografía. Gracias a las nuevas tecnologías y la fuerza del viento podemos generar energía renovable ¿Quieres formar parte de este proceso de expansión? ¡Presta atención!

Si quieres trabajar con una de las energías más limpias, renovables y abundantes estás de enhorabuena. En Mint tenemos una formación hecha a tu medida: el Curso de Especialización en Energía Eólica ¡Infórmate ahora!

 

Componentes principales de la energía eólica

Existen diferentes modelos de máquinas que nos permiten aprovechar la fuerza del aire, desde pequeños molinos de viento para autoconsumo hasta grandes parques eólicos con una instalación de gran potencia.

En estos parques eólicos existe un número variable de aerogeneradores  conectados a la red eléctrica. En función de estos aerogeneradores el parque eólico puede producir potencias nominales de entre 150 kW y 1.500 kW, según el modelo de las máquinas y la cantidad de las mismas.

¿Quieres saber qué componentes nos permiten conseguir energía eólica? En la actualidad los aerogeneradores más frecuentes constan de las siguientes partes.

El rotor

El rotor es una de las partes fundamentales del aerogenerador porque nos permite transformar la energía del viento en energía mecánica. La potencia del rotor depende del diámetro de las palas: a mayor superficie en contacto con el viento podemos alcanzar una mayor potencia para el aerogenerador.

Usualmente el rotor se ubica a barlovento

La intensidad de la potencia del viento sobre el rotor del aerogenerador determina la intensidad de potencia. Estas máquinas deben colocarse en lugares con una intensidad de potencia superior a los 200 W/m2 para que sea rentable generar electricidad

Multiplicador

Este componente del aerogenerador se encarga de multiplicar las revoluciones a las que giran el conjunto que conforman el buje y las aspas. Se divide proporcionalmente a la fuerza de este mismo eje.

Este conjunto bucle-aspas tiene los engranajes precisos para transformar la velocidad a la que gira el eje del rotor, que puede oscilar entre los 20 y 30 vueltas por minuto, a una velocidad más elevada. El multiplicador se comunica al eje que hace girar este generador.

El generador

Es el componente encargado de transformar la energía mecánica en energía eléctrica. El generador es un componente imprescindible en cualquier generador porque esta energía es la que se comunica a la red eléctrica. En algunos casos la energía que produce el generador se consume directamente en algún centro, instalación o fábrica anexo al eólico.

La góndola

La góndola es un conjunto que conforman el bastidor y la carcasa del aerogenerador. 

En el bastidor podemos enumerar una serie de tres elementos mecánicos fundamentales que se acoplan a esta pieza principal:

  • Rotor
  • Multiplicador
  • Generador

La góndola está ubicada sobre la torre. El bastidor consta de una carcasa de fibra de vidrio o poliéster que lo protege, que usualmente se refuerza con acero inoxidable.

Las palas

Estas son unas piezas indispensables porque captan la energía cinética del viento. Esto explica su importancia para el correcto funcionamiento de la máquina.

El tamaño de las palas influye en la producción de la energía: las más grandes permiten aprovechar de una manera más optimizada las corrientes de viento. Estas son beneficiosas para la producción, pero conllevan un mayor riesgo. Las altas velocidades que alcanzan y su peso requieren de la utilización de materiales más resistentes, entre los que podemos enumerar:

  • Fibra de vidrio
  • Poliéster

Las medidas más habituales entre las palas de los aerogeneradores oscilan alrededor de los 20 metros. Sin embargo, pueden encontrarse palmas de mayores dimensiones.

 

Otros componentes de la energía eólica: ¡descúbrelos todos!

Los aerogeneradores constan de muchos componentes gracias al avance tecnológico. Desde los molinos de Cervantes han pasado muchos siglos, por lo que hoy en día podemos sacarle todo el partido a la fuerza de los vientos gracias a unas máquinas, que se componen de las siguientes partes:

  • Torre: esta estructura soporta la góndola y el rotor. Cada vez se utilizan torres más altas porque permiten aprovechar la velocidad del viento, que aumenta a una mayor distancia del suelo.
  • Buje: este elemento une el conjunto formado por palas de rotor-eje de baja velocidad.
  • Eje de baja velocidad: conecta el buje y el multiplicador, girando a baja velocidad.
  • Generador eléctrico: consiguen una potencia que se mueve horquilla de entre 6 y 12 MW.
  • Controlador eléctrico: desde esta computadora se monitoriza las condiciones del aerogenerador y se controla el mecanismo de orientación.
  • Unidad de refrigeración: consiste en un ventilador eléctrico cuya función es enfriar el generador eléctrico.
  • Mecanismo de orientación: funciona por el controlador eléctrico, supervisando la dirección del viento empleando el panel.
  • Anemómetro y panel: el anemómetro emite señales electrónicas que conectan el aerogenerador. Estas se producen cuando el viento alcanza una velocidad de 5m/s aproximadamente.

 

¿Cómo se orientan los componentes en la energía eólica?

En función de la orientación respecto a las corrientes de viento, existen dos tipos de aerogeneradores:

  • Sobre viento: Este es el diseño más extendido. Su frecuencia entre los aerogeneradores es tal que seguro que te lo estás imaginando en este momento. En este caso el viento comienza a desviarse de la torre antes del contacto, independientemente de que la torre sea lisa o redonda. 
  • Bajo viento: estás máquinas son menos usuales, cuando la corriente de viento baja encuentra el rotor situado en la cara de sotavento de la torre. Este modelo se puede construir sin un mecanismo de orientación.

¿Quieres aprender más sobre los aerogeneradores? Si quieres dominar todos y cada uno de los componentes de la energía eólica tienes que empezar a estudiar en una academia especializada.

 

¡Fórmate en Mint para trabajar en el sector de las renovables!

Ahora que ya conoces los componentes de la energía eólica a qué estás esperando para formarte en este sector en auge. Aprovecha el momento, en el mercado actual se demandan más de 40.000 trabajadores especializados.

Si tu futuro está en el aire puedes matricularte en el Curso de Especialización en Energía Eólica, que se divide en 500 horas de estudio. La modalidad online te permite estudiar el programa formativo desde tu pueblo o ciudad, a tu propio ritmo. Además, incluye hasta 300 horas de prácticas en las principales empresas del sector energético:

¡Empieza a un temario que te capacita para trabajar en cualquier empresa!