¿Quieres conocer las ventajas y desventajas de la energía mareomotriz? La energía renovable ofrece muchas ventajas frente a unas pocas desventajas. La energía mareomotriz es infinita, gratuita y no contamina. Descubre todos sus beneficios en Mint.

Esta energía verde produce la electricidad que tanto necesitamos para nuestra vida diaria. Vivimos en una sociedad que cada vez es más dependiente de las nuevas tecnologías. 

En España se está dando una transición ecológica. Estamos apostando por las fuentes limpias frente a los combustibles fósiles debido a la crisis climática que estamos viviendo. Fórmate con nuestro Máster en energías renovables: ¡un sector en auge que cada vez necesita más profesionales!

¿Qué es la energía mareomotriz?

La energía mareomotriz es una forma de energía hidroeléctrica, parecida a la que podemos encontrar en los pantanos o los ríos, que utiliza presas y turbinas. La diferencia principal es que, en vez de emplear los saltos de agua de los descensos de los ríos, en plantas de energía mareomotriz se utilizan las mareas.

Las turbinas se mueven con la fuerza de las mareas

Las mareas de los océanos, con sus crecidas y bajadas, más popularmente conocidas como marea alta y marea baja, permiten el aprovechamiento de este fenómeno natural para producir electricidad. Las turbinas funcionan gracias a esta alternancia de subidas y bajadas.

En conclusión, esta energía procede de los movimientos de las mareas. Algunos países de nuestro entorno están aprovechando la oportunidad que nos ofrece esta energía hidroeléctrica. Por ejemplo, en Gran Bretaña se genera el 20% de la electricidad que se consume gracias a la energía mareomotriz.

Ventajas de la energía mareomotriz

Son muchos los beneficios que nos ofrece la energía de los mares, empezando por el ahorro en los costes de construcción de las instalaciones de turbinas de alta mar. Veamos cuáles son las principales ventajas.

La energía de las mareas es infinita

Las mareas nunca se agotan, ya que son una consecuencia directa de la gravedad. Es una fuente de energía que nunca se va a acabar, pasen los años que pasen, lo que ofrece una gran ventaja sobre las fuentes que necesitan de combustibles fósiles y demás materias finitas. El petróleo y el carbón se están agotando, por lo que esta es una buena alternativa.

La energía mareomotriz es gratuita

Enlazando con el apartado anterior, los hidrocarburos tienen un precio en el mercado, que no es nada barato. Las centrales y las compañías gastan cifras millonarias en comprar crudo. Un barril de petróleo cambia de precio todos los días. Por el lado contrario, la energía mareomotriz es gratuita.

Es una energía limpia

Esta energía renovable es consecuencia directa del sol y la luna, que en combinación con la rotación del planeta sobre su propio eje, originan la oscilación de las mareas.

Además, este modelo energético nos permite producir electricidad sin emitir ningún tipo de gas: tampoco produce los famosos gases de efecto invernadero que están dañando la capa de ozono. 

La energía mareomotriz no realiza emisiones contaminantes

En definitiva, estamos hablando de una energía que no genera elementos químicos ni tóxicos. Además de los beneficios que supone para la naturaleza, así se evitan gastos económicos adicionales y los riesgos del tratamiento de residuos, como ocurre con el plutonio radiactivo de las centrales nucleares.

Fiabilidad

Esta energía es muy fiable y predecible, lo que facilita su gestión. Podemos pronosticar las mareas, los seres humanos conocemos los ciclos de los mares, lo que facilita la elección de la construcción de las instalaciones necesarias para producir energía mareomotriz.

Además, esto nos permite conocer de antemano la potencia con la que vamos a contar en cada central en un periodo de tiempo determinado, por ejemplo en un año. Esto es muy importante porque es algo que con otras energías renovables que producen electricidad, como la solar o la eólica, nunca podremos asegurar. La energía de las mareas es más previsible que la de los vientos.

Mantenimiento de instalaciones

Las instalaciones no requieren de un mantenimiento muy costoso, como sucede con otras energías. Además, poseen una larga vida útil, por lo que la inversión económica inicial merece la pena a largo plazo. Por ejemplo, la planta mareomotriz de La Rance, en la Bretaña, Francia, lleva en funcionamiento desde 1966. Lo mejor de todo es que después de 52 años sigue generando una gran cantidad de electricidad.

Desventajas de la energía mareomotriz

La energía mareomotriz presenta una serie de inconvenientes que debes tener en cuenta:

  • Impacto medioambiental en las bahías cerradas por las presas
  • Proximidad a tierra firme
  • Impacto paisajístico
  • La carestía de las nuevas tecnologías
  • La construcción de diques es necesaria para hacer una presa
  • No todas las regiones pueden producirla
  • Las presas funcionan durante 10 horas al día solamente

Estas plantas y presas tienen un efecto negativo en la flora y la fauna autóctona, afectando a las aves y los peces, pudiendo dañar los ecosistemas existentes previamente.

Energía mareomotriz en España

En España el desarrollo de la energía mareomotriz está en su etapa inicial. En este momento no podemos compararnos con nuestros vecinos del norte, como Francia o Reino Unido.  Sin embargo, ya estamos utilizando la energía de las mareas para producir electricidad. Un buen ejemplo de esto es la planta de Mutriku, en el País Vasco

Esta planta lleva en funcionamiento desde el año 2011. Posee unas 16 turbinas, que son capaces de producir 600.000 kWh por año. Esto quiere decir que se produce la energía que consumen unas 600 personas, aproximadamente.

Sin embargo, España tiene un enorme potencial en el campo de la energía mareomotriz, sobre todo en el estrecho de Gibraltar. La potencia que se puede generar en esta pequeña zona permitiría cerrar todas las centrales nucleares del país.

El Gobierno de España está apostando por las renovables para producir energía: empieza a estudiar para no quedar fuera de la producción eléctrica.

¡Matricúlate en el Máster de Energías Renovables!

Las energías renovables son el futuro. Suponen un ahorro económico importantísimo, reducen la dependencia energética de otros países y permiten aprovechar los recursos de cada región de una forma más eficiente. Al mismo tiempo, permiten producir electricidad sin destruir el planeta: todo son ventajas.

Para poner a funcionar las infraestructuras necesarias para conseguir energía mareomotriz u otras renovables son precisos profesionales con una formación especializada. El mantenimiento de las instalaciones es muy importante para las empresas, que ofrecen numerosos puestos de trabajo en el sector energético: 

¡Empieza el Máster de Energías Renovables!