El petróleo, el carbón y el gas han sido durante muchos años el principal recurso energético del planeta. Pero su cantidad es finita e insostenible en el tiempo, además de extremadamente perjudicial para el medioambiente. Las energías renovables que producen electricidad se han situado como la salida a la crisis climática y al inevitable encarecimiento de los combustibles fósiles. Cada vez más profesionales se preparan con formaciones como nuestro Máster en Energías Renovables para dedicarse a la instalación y puesta en marcha de este tipo de dispositivos, con los que España pretende alcanzar en 2030 un 74% de electricidad ecológica. ¡Conoce las fuentes verdes!

¿Cuáles son las energías renovables que producen electricidad?

Como ya dijimos, la lista de energías renovables que producen electricidad es amplia. La mayoría se apoya en elementos de la naturaleza como el sol o el viento, cuya fuerza se transforma y se acumula mediante instalaciones tecnológicas.

Las más populares son la eólica, la hidráulica y la solar, pero existen otras que aprovechan la materia orgánica o el calor del propio núcleo terrestre. A continuación, te explicamos los principales recursos limpios que configurarán el futuro energético del planeta. ¡Toma nota!

Energía eólica: Corriente con corrientes

La energía eólica es una de las más potentes en España. De hecho, en 2021 representó alrededor del 30% de la electricidad producida, y cuenta con más de 20.000 aerogeneradores instalados a lo largo del país.

La forma de obtenerla es a través de las corrientes de aire, que empujan las aspas de los molinos. Este movimiento se convierte en energía mecánica, y posteriormente en electricidad, que alcanza grandes volúmenes gracias a los parques eólicos

Energía solar: Aprovechando el astro Rey

Pocas cosas hay más poderosas que el Sol, y la energía solar da fe de ello. Puede hacerlo de dos formas: con y sin mediación de otros recursos. 

En el primer caso, encontramos las fuentes termoeléctricas, una de las energías renovables que producen electricidad gracias al astro Rey. Su calor se utiliza para caldear un líquido, que genera vapor con el que se mueve una turbina. 

Esta es la forma de obtener energía mecánica y, más tarde, una fuente eléctrica. La fotovoltaica, la otra variante de la solar, no necesita este paso intermedio, ya que genera directamente el combustible creando corrientes en los paneles solares.

Energía hidráulica: Un salto con fuerza

Otra de las energías renovables que producen electricidad y que se encuentra muy extendida en nuestro país es la hidráulica. Su funcionamiento es sencillo, y muchas veces se vale de presas en las que el agua se acumula y se deja caer desde niveles elevados. 

Estos saltos se emplean de nuevo para mover turbinas, lo que desembocará en potencia mecánica. Entre enero y junio de 2021, el 15,2% de la fuerza energética española se logró con este procedimiento, el segundo de tipo ecológico más empleado a nivel nacional.

Energía mareomotriz: El tesoro de los mares

También vinculado al agua, aunque a la de los mares, está este recurso. En este caso, las turbinas se mueven con la fuerza de las mareas, que ponen en marcha un alternador con sus subidas y bajadas.

Energía undimotriz: Las mejores olas

Una de las formas más ingeniosas de obtener electricidad de forma limpia la encontramos en la energía undimotriz. Igual que la anterior, se alimenta principalmente de los mares, pero emplea otro mecanismo para conseguir la corriente eléctrica. 

Las olas son las que tienen en esta ocasión el protagonismo. Con su fuerza, comprimen el aire de las cámaras en las que entran, y lo disparan hacia unas turbinas para conseguir electricidad.

Energía geotérmica: En el corazón de la Tierra

La de la energía geotérmica parece una tarea hercúlea, pero se pone en práctica. Implica construir unas tuberías a gran profundidad, de modo que pueda aprovecharse el calor del núcleo terrestre para elevar la temperatura del líquido que circule por ellas. También se colocan turbinas para emplear los yacimientos naturales de vapor y convertirlos en electricidad.

Biomasa: Fuego con desechos

La biomasa es una energía renovable que genera electricidad mediante la quema de residuos orgánicos como restos agrícolas o ganaderos. Sobre todo, se utiliza la madera, con la que se crea una hoguera para calentar tuberías llenas de agua. Al alcanzar el estado gaseoso se mueve una turbina, y el impulso se transforma en energía eléctrica por medio de un generador.

Energías renovables menos comunes

La ciencia continúa explorando nuevas energías renovables que producen electricidad. Además de las clásicas que hemos mencionado, se han puesto en práctica otras como la energía azul, que activa turbinas a partir de la diferencia de presión que se crea al juntar agua salada con otra dulce. 

También del choque se obtiene electricidad en el conocido como gradiente térmico oceánico. En este procedimiento, el motor es la diferencia de temperatura entre las capas calientes de la superficie del mar y sus profundidades, que se encuentran a muchos menos grados.

¿Qué energías renovables son las más eficientes?

La eficiencia de las energías renovables dependerá de la zona en la que nos encontremos. Lo idóneo es emplear el recurso natural que más se adapte a la geografía específica, y, de este modo, poder sacarle todo el partido posible. 

Sin embargo, si se tiene en cuenta la cantidad de combustible que se consigue, la eólica puede considerarse la ganadora entre las energías renovables que producen electricidad. En el segundo puesto encontraríamos la geotérmica, seguida de la hidroeléctrica, la solar y, finalmente, la producida gracias a la biomasa.

A pesar de estos datos, la práctica más común suele ser la de combinar distintos tipos de recursos para satisfacer la demanda energética. No suele ser algo difícil ya que, a diferencia de lo que acontece con los combustibles clásicos, las fuentes verdes pueden encontrarse prácticamente en cualquier zona del mundo de una u otra forma. 

Además, en todas ellas son responsables de un mayor número de oportunidades de empleo. En 2020, el volumen de trabajadores del sector creció hasta los 12 millones, y se prevé que la cifra siga aumentando hasta los 43 millones en 2030.

Escuela de futuro: Fórmate e impulsa el cambio

Las energías renovables que producen electricidad lo tienen todo: son diversas, más baratas y un modo de aprovechar los puntos fuertes de cada zona. La mayoría de los países a día de hoy avanzan hacia la implantación de este tipo de combustibles, con los que se espera reducir la huella de carbono que el ser humano produce en el planeta.

Su puesta en marcha, sin embargo, exige crear y mantener todo un abanico de infraestructuras, como los parques solares y los eólicos. El Máster en Energías Renovables de MINT te dará las herramientas para dominar todas sus características y hacerte con uno de los numerosos puestos que genera esta área tan prometedora. ¡Empieza a formarte!