El futuro suele construirse a base de rupturas. Desde hace unos pocos años, compañías de todo el planeta están viviendo la suya con la llamada cuarta revolución industrial, que aplica a las fábricas la inteligencia artificial y la robótica para automatizar procesos, hacer previsiones y traducir los datos que se producen en mejores decisiones empresariales. Además de una mayor inversión en maquinaria, alcanzar este punto requerirá que los profesionales reciban una formación específica para la Industria 4.0. El ejemplo más cercano de esto es nuestro Máster en Mantenimiento Industrial 4.0. El movimiento ya está en marcha, y quienes dispongan de las habilidades gozarán de ofertas mejor pagadas y con menos competencia.

Si quieres que este nuevo enfoque no te sorprenda con el pie cambiado, quédate. Te lo contamos todo para conseguir una preparación de primer nivel con la que cazar estas oportunidades que se asoman en el horizonte.

Formación para la Industria 4.0: ¿Por qué es importante?

Las fábricas de hoy tendrán poco que ver con las de mañana. Los cambios ya empiezan a intuirse, pero el proceso terminará de culminarse próximamente, cuando las empresas hayan adaptado sus plantas y hayan surgido, en consecuencia, empleos como el Data Scientist o el Experto en Mecatrónica. 

Los especialistas apuntan a que, en apenas unos años, el 15% de los puestos que ahora te resultan tan familiares desaparecerán, sustituidos por un 30% de cargos que por ahora solo pueden estimarse. La formación para la Industria 4.0 será clave para encajar en este nuevo panorama, que continuará impulsando el análisis de datos y la seguridad digital. 

De hecho, ambos perfiles ya son dos de los más demandados por las compañías estatales. Nuestro país adolece especialmente de profesionales relacionados con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que, según el estudio El Futuro del Empleo en España hasta 2028, superarán el millón de ofertas de trabajo hasta esa fecha. 

En 2025, las máquinas realizarán más de la mitad de las tareas industriales

La carencia es más profunda si hablamos de especialistas en IA, Cloud e Internet de las Cosas, tres vertientes que deben plantearse en una buena formación para la Industria 4.0. Cualificarse adecuadamente te permitirá surfear los cambios que trae consigo esta revolución y disfrutar de una apasionante etapa que modificará para siempre los procesos industriales.

Quedarte en una preparación tradicional o no reciclar tus conocimientos no solo te impedirá adentrarte en estos nuevos caminos, sino que puede pasarte factura. Ya en 2018, el Foro Económico Mundial advertía que, en 2025, más de la mitad de las actividades (52%) quedarán al cargo de las máquinas. No entenderlas y no adaptarse a los puestos que las controlen mermará mucho tu valor para las empresas, y encierra el riesgo de volverte irrelevante.

¿Qué sectores demandan más una formación para la Industria 4.0?

La llamada cuarta revolución industrial terminará alcanzando a todas las fábricas. Sin embargo, hay determinados sectores que están abrazando con mucha más fuerza este cambio de paradigma

Los coches, la creación de componentes e incluso la moda se están viendo profundamente afectados. Si te interesa desarrollar tu carrera en alguno de ellos, te advertimos que la formación para la Industria 4.0 será un imprescindible. ¡Comprueba si tus intereses están en la lista!

El sector del automóvil

España ocupa el decimocuarto puesto en el ranking de países con mayor número de robots en instalaciones industriales. El sector automovilístico respalda totalmente el dato, ya que es uno de los que más inversión realiza en I+D+I.

La formación para la Industria 4.0 es necesaria para mejorar la eficiencia de las operaciones, tomar mejores decisiones y responder con mayor dinamismo a las necesidades. La apuesta por comercializar coches inteligentes también implica manejar una gran cantidad de datos, para lo que deberás tener una cualificación específica.

Agricultura

Aunque no lo parezca, la formación para la Industria 4.0 está muy demandada en el conocido como Smart Farming. Con este término se define la aplicación de las nuevas tecnologías al sector agrario y ganadero para optimizar la producción de alimentos de forma más sostenible. 

Según el informe Los principales retos para la industria ante la digitalización y el desarrollo de la Industria 4.0, el sector superar el 50% de automatización y demanda en especial analistas de datos. Los pueblos inteligentes, el control de las plantaciones con drones y la predicción de sus necesidades a través de sensores son algunas de las directrices que marcarán la Agricultura 4.0.

Sector alimentario

La formación para la Industria 4.0 tendrá un potente protagonismo en la producción y distribución de los alimentos. Actualmente, las fábricas están invirtiendo en sistemas para mejorar el etiquetado de los productos y el seguimiento de sus ciclos de principio a fin. 

Los datos que se generan sirven a las empresas para estimar la demanda que tendrá cada artículo, y les permite adelantarse a las solicitudes y ser más eficaces. La introducción de las nuevas tecnologías en este ámbito se orienta además a reducir la cantidad de desperdicios, con el consiguiente ahorro en materias primas.

Ámbito textil

El sector de la moda debe renovarse constantemente para cautivar a los consumidores. Este dinamismo se une al e-commerce y crea un caldo de cultivo perfecto para la nueva industria. 

Las fábricas apuestan por lo digital para adaptar su producción a la demanda y responder a tiempo a los distintos pedidos. Se prevén también grandes posibilidades en la impresión 3D y en el uso de las tecnologías para responder a la creciente conciencia ecológica.

Eléctricas

La Industria 4.0 ha abierto todo un nuevo camino en lo que al suministro eléctrico se refiere. La digitalización perfecciona cada vez más las energías renovables, ha dado lugar a contadores inteligentes y permite optimizar la distribución de la energía.

Programa Industria 4.0: Claves de una buena preparación

Igual de importante que tener una formación para la Industria 4.0 es escoger un programa adecuado. Puedes especializarte tanto con un máster como con un curso, pero, antes de elegirlo, debes asegurarte de que abarca las principales destrezas que demandará el sector.

La IA, por ejemplo, es crucial en cualquier plan de estudios, igual que la analítica. En conjunto, estos son los conocimientos que debería incluir una formación para la Industria 4.0:

  • Robótica.
  • Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador.
  • Lean Manufacturing.
  • Software industrial.
  • Inteligencia artificial.
  • Automatismos.
  • Big Data.
  • Ciberseguridad.
  • Cloud Computing.

Escuela del futuro: Embárcate en el mañana

La formación para la Industria 4.0 será una demanda global en la mayoría de las empresas. La cuarta revolución creará puestos mejor remunerados, pero solo podrás disfrutar de ellos si te preparas para desempeñar sus funciones.

En MINT podrás encontrar diversos programas pensados en clave de futuro, que te capacitarán tanto en el mantenimiento industrial como en las energías renovables. Consulta nuestra oferta y apuesta por uno de los pocos caminos profesionales con demanda segura. ¡Conviértete en pionero!