Las fuentes de energía renovables son cada día más necesarias. En un contexto en el que el cambio climático empieza a mostrar sus primeros efectos, optar por el desarrollo de energía limpia y renovable es casi una obligación. En este artículo vamos a ver cuáles son las principales fuentes de energía renovables, sus características y como se pueden aprovechar para generar electricidad de manera sostenible.

Por otro lado, para participar en este tipo de desarrollo, hacen falta profesionales formados y cualificados. Tú puedes ser uno de ellos si te especializas con un máster en Energías Renovables. Pero no vamos a adelantar acontecimientos, de momento vamos a ver qué tipos de fuentes de energía renovables existen y como usarlas para mejorar la producción de electricidad. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué son las fuentes de energía renovables y las fuentes de energía no renovables?

Las fuentes de energía renovables tienen como característica fundamental que aprovechan un elemento o elementos que siempre están presentes. Esto es, se trata de aprovechar fuentes como el sol, el viento, residuos orgánicos o el agua. Se trata, en definitiva, de diversas fuentes de energía que están en un ciclo de renovación constante. Sus principales características son:

  • Aprovechar las fuentes de energía renovables provoca un efecto medioambiental de bajo impacto o casi nulo en algunos casos.
  • Las energías renovables no generan residuos y, algunas fuentes proceden precisamente de residuos orgánicos que se pueden aprovechar.
  • Se puede considerar que son fuentes de energía renovables todas aquellas que son ilimitadas, que no se agotan con su consumo.
  • Las fuentes de energía renovables aprovechan recursos autóctonos de la zona. Así, si en una zona hay mucha agua disponible, una buena manera de producir energía es la hidroeléctrica, por ejemplo.

Por otra parte, en comparación con las fuentes de energía renovables, nos encontramos con las no renovables. Las características de estas fuentes de energía son las siguientes:

  • Explotar fuentes no renovables lleva al aumento de la contaminación y de los residuos.
  • Se trata de fuentes de energía limitadas, ya que hay una cantidad determinada de ellas y se pueden agotar con su consumo.
  • Normalmente, salvo contadas excepciones, se trata de energías que no son propias y que hay que importar. Los casos más obvios son el gas o el petróleo.

 

¿Cuáles son las fuentes de energía renovables?

Estos son las principales fuentes de energía renovables:

Sol

La energía solar es toda aquella que se obtiene directamente del Sol. Se trata de una de las fuentes de energía renovables más importantes y explotadas en la actualidad. Este tipo de energía se clasifica, a su vez, en distintos tipos en función de los mecanismos de aprovechamiento que se empleen. Así, nos encontramos con:

  • Fotovoltaica. En este caso, se aprovecha la energía que procede del sol mediante su transformación en energía eléctrica. Esta energía puede ser consumida, almacenada o adaptarse para su distribución por la red eléctrica.
  • Térmica. La energía solar térmica aprovecha el calor generado por el sol para distintos usos como climatización, agua caliente o aplicaciones industriales, entre otros.
  • Termoeléctrica. Existen centrales termosolares que se encargan de calentar fluidos que generan vapor de agua. Este vapor de agua está a una determinada presión a la cual se puede aprovechar para la producción de electricidad.

Viento

En el caso del viento,  la energía eólica se aprovecha el movimiento del viento para producir energía. Igual que sucede con la energía solar, se trata de otro de los tipos de fuentes de energía renovable más aprovechados en la actualidad. LA eólica funciona con aerogeneradores, que aprovechan el viento para transformarlo en energía eléctrica.

La energía eólica puede aprovechar instalaciones grandes que se conectan directamente a la red eléctrica o usar instalaciones más pequeñas desconectadas de esta para el autoconsumo. En este último caso, se trata de pequeños aerogeneradores y no de las grandes instalaciones que se pueden ver en los parques eólicos.

Biomasa

La biomasa es otro de los tipos de fuentes de energía renovables que podemos encontrarnos. Se trata, en esencia, de aprovechar los residuos de origen biológico de diversas industrias, para convertirlos en energía. Una vez que se procesa, la biomasa se convierte en biocombustible. Este tipo de combustible se puede usar para obtener electricidad mediante diversos procesos. También se puede usar para generar energía térmica o energía mecánica.

Biocarburantes

Los biocarburantes son combustibles de origen renovable que se podrán llegar a usar como sustitutos de las fuentes de energía no renovables como la gasolina o el gasóleo. Destacan dos tipos de biocarburantes:

  • Biodiésel. Se pude producir a partir de grasas vegetales o animales. Estas se transforman mediante distintos procesos químicos en un carburante parecido al gasóleo.
  • Bioetanol. Se trata de alcohol obtenido a partir de vegetales fermentados con distintos azúcares.

Geotérmica

Todavía sin aprovechar plenamente, la geotérmica es una de las fuentes de energías renovables que pueden cobrar importancia en el futuro. Y es que, España cuenta con varias fuentes de recursos geotérmicos importantes que pueden llevar a un aprovechamiento similar al que tienen en otros países de nuestro entorno.

Agua

Igual que sucede con la solar o la eólica, el agua, tanto dulce como salada, es otra de las fuentes de energía renovables que más importancia pueden tener. Ahora mismo, se aprovecha sobre todo la acumulada en embalses en ríos para generar electricidad a partir de plantas hidroeléctricas. No obstante, también es posible aprovechar el agua marina: olas, mareas, corrientes y gradientes térmicos.

 

¡Conviértete en un experto en renovables!

Si quieres seguir ampliando tus conocimientos sobre las distintas fuentes de energía renovables y especializarte para crecer en este sector, como te decíamos al principio, es necesario que te formes adecuadamente. Esto lo puedes conseguir con el máster en Energías Renovables de Mint. Una formación enfocada a que adquieras los conocimientos necesarios para trabajar en diversos puestos relacionados dentro del sector de las renovables.

En este máster te formarás de manera teórica y práctica y aprenderás a manejar las principales herramientas de trabajo de este sector. Lo harás siguiendo una metodología propia y de la mano de los mejores profesores y profesionales de este campo. ¿Quieres saber todo lo que Mint puede hacer por ti? ¡No te quedes con dudas! Ponte en contacto ahora y empieza trabajar para mejorar tu futuro profesional y para explotar todas las posibilidades de las fuentes de energía renovables