¿Cuándo empezaron a usarse energías renovables? El origen fue mucho antes de lo que imaginas, en la Europa del siglo V a.C. En la antigua Grecia ya se empleaba la energía solar pasiva. 

Acompáñanos a lo largo de los siglos para descubrir los orígenes, beneficios y usos que tuvieron (y tienen) las fuentes verdes a lo largo de la historia hasta nuestros días: ¡empezamos!

El primer paso para trabajar en el sector energético es empezar una formación especializada en Mint: infórmate ahora sobre el Máster en Energías Renovables.

Origen y estado actual de las energías renovables: la energía solar

Durante la Grecia antigua los hombres empezaron a aprovechar la energía solar de una forma pasiva. Esta es la fuente energética de origen renovable más antigua, siendo aprovechada desde la noche de los tiempos por la humanidad para conseguir calor y luz.

Las civilizaciones griegas y romanas utilizaron la energía solar pasiva

El diseño de las casas de los griegos y los romanos se realizaban para aprovechar la radiación solar, buscando la luz y el calor. La arquitectura pasiva, según dejó escrito el filósofo Sócrates, se adaptaba a la realidad del terreno, las características climáticas y la zona geográfica.

Los helenos orientaban las casas al sur, consiguiendo que el sol entrase en la vivienda durante el invierno, pero aprovechando las sombras en verano. Más adelante, los romanos empezaron a emplear vidrios en las ventanas, permitiendo así potenciar la luz del sol y mantener el calor en la vivienda.

Los romanos edificaron invernaderos y penalizaron el bloqueo al acceso a la luz solar

Los antiguos latinos entendieron que las casas debían adaptarse a las características climáticas de cada país, comprendieron que la luz y las horas de sol varían entre los diferentes territorios. El acceso a la luz era prioritario en la arquitectura romana.  Sin embargo, durante la Edad Media se perdió este interés, buscando priorizar otros aspectos defensivos o estéticos en las ediciones.

En la actualidad la energía solar tiene una gran proyección. En las últimas décadas se están utilizando paneles solares para producir electricidad, se ha vuelto a utilizar la energía solar pasiva en la construcción y se utilizan las nuevas tecnologías fotovoltaicas, que permiten generar energía de los rayos solares. Todas estas soluciones aprovechan la luz del astro de una forma eficiente y reutilizable.

Origen y estado actual de las energías renovables: la energía eólica

El origen de la energía eólica se remonta a la Inglaterra medieval. Durante el siglo XII se construyó en la isla de Gran Bretaña el primer molino de viento. Los ingleses ocuparon zonas del territorio con difícil acceso al agua, pero se percataron de que el viento estaba presente en todo su país. Estos molinos se extendieron como la pólvora por el resto de Europa. En unos pocos siglos miles de molinos de viento estarían operativos por todo el viejo continente.

Los avances tecnológicos y las revoluciones industriales han permitido optimizar el uso de la energía eólica para generar electricidad. En las últimas décadas la energía eólica no ha parado de crecer. En el pasado año 2020 la energía eólica instalada en el planeta creció un 53%, alcanzando los 93 GW. La Tierra cuenta con un elevado potencial eólico por tierra, mar y aire.

Origen y estado actual de las energías renovables: la energía hidráulica

Desde la antigüedad se utilizó la energía hidráulica, es decir, la fuerza del agua, con diferentes usos. En los siglos X y XI esta fuente limpia tuvo una enorme expansión, lo que facilitó el crecimiento económico de una Europa regada por molinos de agua, que se aprovecharon por nuestros antepasados para moler trigo o triturar otros materiales. Estos molinos han pervivido hasta el siglo XX, pero en los últimos 50 años han caído en desuso.

No obstante, la energía hidráulica vivió un segundo apogeo con la revolución industrial, que permitió aprovechar el agua para generar la electricidad que necesitaba el norte de Europa y de América para industrializarse. Desde 1880, que fue construida la central hidroeléctrica de Northumberland, Inglaterra, esta energía no ha parado de crecer y expandirse por todo el mundo. Esto explica que en la actualidad la energía hidroeléctrica sea la energía renovable más utilizada en todo el mundo, con una excelente proyección de futuro.

Origen de las energías tradicionales no renovables

Durante el pasado siglo XX se utilizaron las energías no renovables de forma mayoritaria, pero su origen se remonta a la Edad Moderna y la Revolución Industrial, que normalizaron la utilización del carbón. Sin embargo, durante el siglo XX el petróleo fue la fuente energética más utilizada.

Los pozos petrolíferos, de gas o de carbón son limitados, además de que los hidrocarburos son altamente contaminantes, lo que explica que en las últimas décadas los gobiernos y las empresas están apostando por energías renovables.

Aunque aún se utiliza el petróleo, el carbón y el gas hoy en día, a largo plazo las energías verdes son la única alternativa, ya que son ilimitadas y nunca se agotan. Además, son más respetuosas con el medio ambiente, facilitando así la conversación del planeta.

¡Fórmate en Mint para dominar las energías renovables!

¿Quieres formar parte de la revolución verde? No puedes quedarte al margen de este proceso de transformación energética. Con una formación especializada, como el Máster en Energías Renovables de Mint, puedes aprovechar los beneficios de la energía alternativa.

La inversión en las fuentes inagotables está aumentando, generando beneficiosas oportunidades laborales

En España existen más de 800.000 puestos de trabajo en el sector energético y la demanda no para de aumentar. Las empresas necesitan profesionales formados para satisfacer una demanda en crecimiento continuo.

En Mint vas a conseguir un perfil profesional de futuro y polivalente, para poder emplearte en diferentes energías:

  • Biomasa
  • Geotérmica
  • Hidráulica
  • Hidrógeno
  • Solar
  • Eólica

Podrás trabajar en el mantenimiento de las instalaciones, construcción de infraestructuras, diseño y monitorización de equipos. Esta versatilidad te permite trabajar en diferentes puestos, tales como técnico en proyectos energéticos, gerente en proyectos de empresas vinculadas a las renovables, instalador, técnico de mantenimiento o gestor de instalaciones: ¡fórmate para conseguir los beneficios de un buen empleo!