Plan de mantenimiento industrial: qué es y como hacerlo

El plan de mantenimiento industrial es fundamental para una empresa. La planificación permite mejorar el trabajo, las indicaciones, el calendario laboral, las condiciones laborales, la vida útil de las máquinas u optimizar la gestión del stock, entre otros beneficios. 

¿Quieres aprender a reducir los costes del mantenimiento? Para maximizar los recursos humanos de una empresa o el tiempo que se dedican a las tareas, lo que permite optimizar los beneficios económicos de las sociedades, se necesita una formación especializada.

En el Máster en Mantenimiento Industrial 4.0 puedes aprender a crear tu plan de mantenimiento industrial, así como conseguir que este funcione: ¡infórmate ahora! 

 

¿Qué es un plan de mantenimiento industrial?

Podemos definir el plan de mantenimiento industrial como un documento que se detalla para realizar el trabajo que debe hacer una compañía para mantener sus instalaciones en las mejores condiciones posibles.

Este documento permite:

  • El uso de las instalaciones
  • Mejorar el rendimiento de la empresa
  • Evitar averías 
  • Cambios imprevistos
  • Ajustarse a los planes marcados

El plan de mantenimiento industrial se encarga de garantizar el funcionamiento de la empresa, el buen estado de sus equipos y que se cumplan los plazos previstos.

No es un plan ordinario porque necesita tener una serie de características. Sin embargo, cualquier empresa necesita contar con uno para sus instalaciones o equipos si trabaja con maquinaria industrial: ¡solo así puede optimizar sus beneficios económicos!

 

¿Para qué sirve un plan de mantenimiento?

El plan de mantenimiento industrial sirve para cumplir los objetivos de importancia para la empresa. Entre las utilidades o funcionalidades del mismo podemos enumerar las siguientes:

  • Disminuye el número de paradas: este es el principal objetivo de un plan de mantenimiento industrial, reducir el número de paradas inesperadas. Esto se consigue evitando las averías de las máquinas y los fallos en los equipos, cuyas consecuencias son pérdidas económicas y de tiempo, o incluso accidentes laborales.
  • Amplía la vida útil de los equipos: las máquinas son un activo importantísimo para la empresa, es importante mantenerlas operativas para garantizar la productividad.
  • Overall  equiment effectiveness: aumentar la eficiencia posibilita mejorar los resultados económicos de la empresa y reduce los costes económicos del mantenimiento.  Esto nos permite saber con anterioridad qué equipos y qué máquinas tenemos disponibles.
  • Reducción de costes económicos del mantenimiento correctivo: la bajada del número de imprevistos y las urgencias supone un beneficio económico. 
  • Conocer los puntos fuertes y débiles de la instalación: esto nos permite un mayor conocimiento de las instalaciones de la empresa. El plan de mantenimiento determina las causas de los fallos preventivos, la media temporal de operación seguro de un activo (MTBF) y definición de puntos débiles de las instalaciones.

Como puedes ver, son muchas las utilidades del plan de mantenimiento industrial.

 

¿Cómo hacer un plan de mantenimiento industrial?

Hay una serie de pasos básicos que debes continuar para hacer un plan de mantenimiento industrial. La estrategia es fundamental en el mantenimiento. Las claves nos facilitan el trabajo, centrándonos en la programación de mantenimiento.

Podemos enumerar en siete los pasos a seguir para hacer un plan de mantenimiento industrial.

Planificación de las tareas de mantenimiento

El primer paso consiste en planificar las tareas de mantenimiento con una Orden de Trabajo (OT). Se deben identificar los procesos correctos para el mantenimiento e integrarlos en la programación.

Es preciso diseñar un plan de trabajo, especificando qué debe hacer un técnico para desarrollar su tarea. Las claves de la OT son:

  • Localizar el problema
  • Supervisar el activo y las instalaciones
  • Especificar cómo realizar el trabajo
  • Conseguir el material de trabajo preciso
  • Ordenar las tareas por una prioridad
  • Reprogramación de la OT
  • Recopilación de los datos y seguimiento

Esto nos permite utilizar los datos para mejorar el plan de mantenimiento.

Priorizar los motivos de los tiempos de inactividad

Se tienen que recompilar los datos del trabajo y analizar el nivel actual de tiempo medio entre fallos (MTBF) y el tiempo medio de reparación (MTTR). 

En el plan de mantenimiento industrial también es prioritario:

  • Gasto en piezas de repuesto
  • Tiempo de actividad de las máquinas
  • Uso de los equipos
  • Tiempo de respuesta de los técnicos

Calcula los costes del tiempo de inactividad, que te permite conocer la gravedad del problema.

Escoger una estrategia personalizada de mantenimiento

Para organizar el presupuesto se tienen que asignar prioridades. Ordena las tareas compiten entre sí para argumentar con cifras concretas. Es preciso un análisis de los costes y los beneficios.

Invertir en un sistema GMAO

La digitalización mejora el mantenimiento preventivo, correctivo y reactivo. Con el software GMAO (Gestión del Mantenimiento Asistido por Ordenador) puedes realizar un mantenimiento preventivo que desarrolle las potencialidades de tu empresa.

Sincronización de los órdenes de trabajo, técnicos, piezas de recambio y programas de mantenimiento

El mantenimiento necesita materiales y piezas para completar la tarea. Las empresas deben valorar cuánto material necesitan en el almacén, los repuestos son esenciales para evitar pasar un tiempo prolongado de inactividad por falta de piezas en stock. Las piezas de recambio son esenciales para un buen mantenimiento.

Seguimiento de los KPI a corto plazo y creación de programas de mantenimiento a largo plazo

El seguimiento con métricas permite gestionar mejor. Esta es la primera parte de la educación de optimización. También es preciso contar con unos datos sólidos como base para una mejora eficaz.

Realizar ajustes en el plan de gestión del mantenimiento basados en datos

Llegados a este punto ya tienes una idea clara del plan de mantenimiento y los cambios que son necesarios. El tiempo de medida de los planes puede ser diario, semanal, mensual o anual. Es importante acotar el número de cambios que introduces.

 

¿Qué debe tener el plan de mantenimiento industrial?

Las ventajas de un plan de mantenimiento industrial son indudables, pero garantizar los beneficios debemos elaborar un plan de mantenimiento con los siguientes puntos:

  • El trabajo a realizar
  • Desarrollar las instrucciones del plan de trabajo
  • Programación de las tareas diarias
  • Organización de los técnicos de mantenimiento
  • Gestión de los recambios
  • Outsourcing de Mantenimiento Industrial

En resumen, estas son las claves que debes incluir en tu plan de mantenimiento industrial.

 

¡Fórmate con un Máster en Mantenimiento Industrial!

Ahora que entiendes qué es un plan de mantenimiento industrial solo necesitas la formación que te permita desarrollarlo. En Mint disponemos de los recursos que necesitas para aprender cómo se hace.

En el Máster de Mantenimiento Industrial 4.0 vas a conseguir una titulación que te permite trabajar en la incorporación de las nuevas tecnologías a las empresas:

¡Hazte técnico de mantenimiento industrial!