La descarbonización avanza con rapidez, pero suele encontrarse con un escollo: la dependencia que los recursos verdes tienen en las condiciones climáticas. Sin embargo, existe una vía por la que se puede obtener calor o electricidad de forma continua e igual de ecológica: la explotación de los residuos orgánicos. Algunos dudan de si se trata de un sustituto limpio, pero hoy te explicamos por qué la biomasa es una energía renovable llena de potencial. Según las estimaciones, cada uno de sus MW dará pie a 27 puestos de empleo. ¡Empieza a formarte con nuestro Máster en Energías Renovables para conseguir el tuyo!

Características de la biomasa: ¿en qué consiste?

¿Por qué la energía de la biomasa es renovable? El primer motivo está en su propia definición. Y es que hablamos de una fuente que se basa en los residuos orgánicos, ya tengan un origen animal o vegetal

Este recurso permite obtener calor y electricidad a través de restos forestales y agrícolas (como los producidos al podar los árboles), la materia orgánica de las depuradoras, o las plantaciones realizadas específicamente para su conversión en biomasa. Los residuos ganaderos y urbanos son otros de sus pilares clave, por lo que se pueden combinar muchas alternativas. 

¿Cómo se produce energía a partir de la biomasa?

Transformar los residuos orgánicos en energía capaz de sustituir el petróleo o el carbón se logra a través de tres procesos. El más común es el de la quema, por ejemplo, incinerando grandes cantidades de madera.

Otro método es la gasificación (mezclar la biomasa con otro elemento para generar gas aprovechable) o replicar la descomposición que las bacterias realizan de forma natural. Tanto unos como otros se usan normalmente para producir calor, pero también permiten calentar agua o generar electricidad.

¿Qué hace que la biomasa sea renovable?

Hay muchos motivos que justifican por qué la energía de la biomasa es renovable. Como ya dijimos, uno es que procede de la naturaleza y que no existe una cantidad limitada del mismo, ya que la materia orgánica se regenera constantemente. 

Sin embargo, existen otras razones. A continuación, te contamos algunas de las principales para que descubras todas las posibilidades de este tipo de energía. 

  • Puede producirse en zonas locales

La energía de la biomasa puede generarse de forma local, evitando las emisiones derivadas de su transporte. De hecho, los materiales que se utilizan en su producción suelen encontrarse en zonas rurales, por lo que impulsa nuevos puestos de trabajo en puntos que suelen carecer de ellos.

  • Tiene una gran rentabilidad

La biomasa es un recurso extremadamente abundante y su explotación da lugar a un gran volumen de energía. Esto significa que será muy rentable tanto para las empresas como para los usuarios que deciden invertir en sus instalaciones.

  • Permite el reciclaje

Comprender, en su verdadera magnitud, por qué la energía de la biomasa es renovable, implica detenerse en otros aspectos. Por ejemplo, que permite aprovechar recursos que de otro modo se desecharían, como los residuos de los vertederos. 

  • Cuida de la naturaleza

Un gran número de los incendios que se desatan tienen su origen en la maleza. Usar la biomasa como energía renovable fomenta la limpieza forestal, evitando que se produzcan estos accidentes.

Por qué la energía de la biomasa es renovable: argumentos frente a detractores

Hay voces que cuestionan que la biomasa es una energía renovable. Uno de los argumentos que esgrimen es el CO2 de las quemas, pero la cantidad de este gas es mucho menor que el que absorben las plantas en su desarrollo vital. 

Otro de los aspectos que suelen señalarse se enfoca en las cenizas de las combustiones. Unas instalaciones adecuadas pueden minimizar cualquier impacto en este sentido, y convertirlas en abono para fertilizar la tierra.

Por último, y dado que existen cultivos creados específicamente para obtener biomasa, a muchos les preocupa que se produzcan deforestaciones. Por ello, es vital que se realice una gestión respetuosa con los tiempos de la naturaleza, de manera que la biomasa vaya siempre en beneficio y nunca en detrimento del medio ambiente.

Un recurso con potencial: las oportunidades de la biomasa

La industria tiene claro por qué la energía de la biomasa es renovable. Al menos así lo indica el Ministerio de Transición Ecológica, que la sitúa como la más empleada entre los particulares

Alrededor de un 91% se decanta por este recurso para calentar su casa o alimentar sus aparatos eléctricos. En el futuro, su desarrollo promete tanto como su presente, ya que España es el tercer territorio europeo con mayor cantidad de biomasa a explotar. 

En 2030, la biomasa supondrá el 20% de la energía primaria y el 60% de las renovables

Este aprovechamiento requiere de instalaciones específicas como las calderas y las incineradoras, que deben mantenerse en condiciones adecuadas. Los profesionales formados para ello estarán muy demandados durante las próximas décadas, en las que la biomasa será una de las grandes protagonistas.

En el panorama energético, se estima que representará el 20% de la energía primaria y el 60% de la verde en 2030. España estará entre sus mayores demandantes, ya que es el octavo que más la consume.

Escuela de futuro: Únete al cambio

Las administraciones de todo el mundo están apostando por la transición hacia las energías renovables. La biomasa es una de las más rentables a nivel económico y, por lo tanto, de las que experimentará un desarrollo mayor en los próximos años. 

En MINT, te damos la oportunidad de formarte para aprovechar los miles de puestos que se generarán en el proceso. Nuestro Máster en Energías Renovables te convertirá en un profesional versátil para poner en marcha todo tipo de fuentes limpias, y encontrar fácilmente un empleo de largo recorrido. ¡Infórmate a través del formulario!