¿Quieres saber cómo funciona la energía biomasa? Hoy te explicamos el proceso de transformación de la biomasa en energía eléctrica. Descubre cómo una energía renovable aprovecha la materia eléctrica para conseguir suministro eléctrico.

Si quieres valerte de la biomasa y otras fuentes verdes necesitas matricularte en una academia especializada como Mint, en la que te ofrezcan formaciones como nuestro Máster en energías renovables como Mint: ¡Fórmate en el Máster de Energías Renovables!

La biomasa es el resultado del proceso de transformación

La biomasa es una energía renovable que procede de la materia orgánica.  La propia biomasa está formada por residuos orgánicos de origen animal o vegetal.

Gracias a los restos podemos obtener calor y electricidad

Los principales residuos que se utilizan para conseguir la electricidad son:

  • Agrícolas: plantaciones de vegetales y cultivos que generan residuos
  • Agroalimentarios: residuos de las industrias alimentarias y ganaderas
  • Basura: que generamos las personas en las ciudades y los pueblos
  • Restos forestales: podas de árboles y limpiezas

Más de la mitad de la basura que generamos las personas es orgánica, es decir, biomasa

Sin embargo, la principal materia que se utiliza para generar biomasa es la madera, que puede crear bioenergía desde los propios restos de la madera, serrín, palillos, aglomerados, pellets y palés. 

En definitiva, desde la transformación de la materia orgánica podemos  producir calor, calentar agua o generar electricidad. Ahora que ya sabes la teoría y las características de la biomasa, vamos a ver cómo se produce energía a partir de la biomasa. ¡Continuamos!

Procesos físicos de transformación de la biomasa

La biomasa puede transformarse en centrales o instalaciones industriales especializadas, pero también en hogares, viviendas y pequeños negocios.  Las calderas de las casas o edificios, o las estufas que calientan el salón en invierno pueden convertir materia orgánica en calor.  Desde los orígenes de nuestra raza hemos buscado el calor de la lumbre en el invierno, y para esto utilizamos la biomasa.

El proceso de producción de la electricidad no es especialmente diferente al de otras fuentes verdes como la energía solar térmica, o no renovables, como el carbón.  

La diferencia de uso de la biomasa reside en que en este caso utilizamos madera como combustible. La madera ardiendo calienta conductos por lo que circula el agua. 

Al quemar la biomasa se calienta el agua, que pasa a convertirse en vapor. Con el consecuente aumento de las temperaturas el valor mueve las turbinas, que están conectadas a un generador eléctrico, igual que sucede con la energía solar térmica.

Desde este generador eléctrico la nueva energía se reparte a la red eléctrica. La principal ventaja de la biomasa frente a otras energías renovables es su mayor fiabilidad

La energía solar sólo la conseguimos si hace sol, o la energía eólica depende de la fuerza de las corrientes de viento, pero la biomasa se puede generar todos los días y en todo momento. Por lo tanto, esta energía garantiza la fiabilidad y estabilidad del suministro eléctrico, frente a otras fuentes limpias más variables.

Biomasa natural

La biomasa natural es la que se genera de forma natural. No necesita ningún tipo de acción humana porque se produce de forma espontánea dentro de la propia naturaleza. 

Los restos de los árboles que se encuentran en los bosques serían un buen ejemplo de biomasa natural. Las empresas solo tendrían que transportar estos recursos naturales desde el monte hasta las instalaciones en las que se realiza el proceso de transformación de la biomasa en energía eléctrica.

Biomasa residual

Existen diferentes tipos de biomasa residual, que podemos clasificar en dos tipos:

  • Biomasa residual húmeda: utiliza vertidos biodegradables. Estos se forman de las aguas residuales de las ciudades o los pueblos, o de las industrias de los polígonos. En el campo se generan a partir de los residuos de la ganadería.
  • Biomasa residual seca: esta se genera a partir de los residuos que producen las actividades económicas del sector primario, como la agricultura y la ganadería. Las actividades forestales y las industrias agroalimentarias también crean biomasa residual seca.

Dentro de la biomasa residual seca, también podemos distinguir la que es de origen forestal y la de origen agrícola.

Desventajas de la biomasa en la transformación en energía

A pesar de los enormes beneficios, la biomasa también tiene contrapartidas.  Debemos tener en cuenta que puede no ser tan ventajosa si no se encuentra cerca de las instalaciones por las emisiones derivadas del transporte de la biomasa hasta la central.

A nivel técnico también presenta una serie de desventajas, ya que la biomasa, dependiendo del origen, puede necesitar unos procesos de transformación más complejos. Algunos países desarrollados de Europa tienen la capacidad para afrontar los retos de esta fuente de energía porque tienen una tecnología puntera.

No obstante, en muchos países de diferentes continentes la biomasa sigue siendo imprescindible. La biomasa continúa siendo una fuente de energía mayoritaria para los países subdesarrollados y en vías de desarrollo, como sucede en algunos territorios de América, África o Asia.

¡Máster en Energías Renovables!

Los gobiernos de diferentes países están potenciando el uso de las llamadas energías renovables, buscando una transición ecológica más justa que termine con la dependencia del petróleo y el carbón. 

Las administraciones apuestan por la biomasa porque es muy rentable económicamente, lo que explica su desarrollo en los últimos años 

En Mint te formamos para trabajar en un sector en auge que está generando miles de empleos en nuestro país. Con el Máster en Energías Renovables obtendrás una titulación necesaria para trabajar en las empresas energéticas, que están buscando profesionales con un perfil versátil.

Ahora que conoces el proceso de transformación de la biomasa en energía eléctrica y cómo se hace, infórmate antes de matricularte rellenando el sencillo formulario que aparece en pantalla. Estás a un clic de empezar tu futuro, ten en cuenta que España es el tercer país europeo con mayor cantidad de biomasa para explotar: 

¡Fórmate para trabajar en el sector energético del futuro!