Seguro que te suena el concepto de transición energética. Los principales países del mundo se encuentran en este punto de cambio, que consiste en el paso de un sistema basado en el carbón y el petróleo a uno más limpio sostenido por fuentes ecológicas. El mar, el viento, la luz del sol e incluso el calor de la Tierra son recursos que tanto la Administración como las empresas están empezando a potenciar, demandando a profesionales, formados especialmente a través de programas como nuestro Máster en Energías Renovables,  para su instalación y puesta en funcionamiento. Pero, ¿qué son las energías renovables? ¿Y cómo se presenta su horizonte? ¡Sorpréndete con las respuestas!

 

¿Qué es renovable?: La energía como motor infinito

La contestación más rápida a qué son las energías renovables está incluida en su propio nombre. Hablamos de recursos que no se agotan, y que se encuentran presentes de forma natural en el medioambiente.

A diferencia de los combustibles fósiles, de los que hay una cantidad limitada, estas fuentes no contaminan, y necesitan de una intervención en el entorno mucho menor para emplearse. No producen gases de efecto invernadero, y la disminución de su coste las hace cada vez más competitivas.

Dentro de lo que son las energías renovables, existe muchos tipos, por lo que pueden usarse en distintos lugares en función de los recursos que posean. El resultado es un impulso de las economías locales, así como más posibilidades de empleo, otra de los sectores que se ven beneficiados.

 

¿Qué son las energías renovables?: La energía solar

En la cúspide de lo que son las energías renovables se encuentra la energía solar. Se trata de un recurso accesible en todo el planeta, y susceptible de explotarse por partida doble

Por un lado, la luz del astro rey puede transformarse directamente en electricidad a través de paneles solares. Pero el Sol es también un gran productor de calor. Mediante colectores térmicos, su radiación tiene multitud de usos. Es posible utilizarla, por ejemplo, para calentar agua, pero también para cocinar o contribuir al sistema de calefacción de los hogares.

Nuestro país cuenta con una gran ventaja a la hora de explotar este tipo de energía. A nivel europeo, es uno de los que más horas de sol disfruta, por lo que tiene muchas posibilidades de futuro. 

En 2020, la Red Eléctrica de España cifró el crecimiento de la producción de electricidad y calor a través del Sol en un 65%. Tanto las eléctricas como los particulares están aumentando su apuesta por esta fuente, una de las más potentes junto a la hidráulica y la eólica.

 

La energía eólica, el impulso del viento

Otro de los gigantes de las energías renovables es la energía eólica. Al usar este recurso, se aprovecha la fuerza de movimiento que tienen las corrientes de aire para generar electricidad. 

Para ello, se instalan molinos de viento que convierten ese impulso en energía mecánica. En ese momento, el funcionamiento de un generador eólico la transforma en una fuente eléctrica, que puede alcanzar un gran volumen de KW en zonas especialmente ventosas.

Aunque no es tan estable como la solar, la eólica también es una oportunidad de futuro en España. Dentro de lo que son las energías renovables, nuestro país comparte con Estados Unidos, China, India y Alemania el puesto de grandes productores de electricidad basada en el viento

De hecho, en el primer trimestre de 2021, tuvo lugar el mayor pico de producción de energía eólica en España desde que esta empezó a contabilizarse. A nivel laboral, es una de las vetas más interesantes, ya que es la que cuenta con una mayor cantidad de infraestructura instalada.

Otros tipos de energías renovables

Además del Sol y el viento, hay muchos otros recursos que definen lo que son las energías renovables. Y un simple vistazo a tu alrededor puede bastarte para identificar algunos. Si tienes vistas al mar, por ejemplo, darás con una fuente limpia. Lo mismo si te asomas al cubo de la basura, o si decides mojar los pies en un río. 

La explotación energética del futuro se desarrollará en multitud de vertientes distintas, y generará similares ofertas de trabajo. Estos son otros de los pilares en los que se construirá el sistema del mañana:

  • Energía hidráulica: Consiste en usar el impulso del agua para producir electricidad, normalmente a través de presas o molinos.
  • Biomasa: Con este método, se utilizan residuos orgánicos como combustible que pueda emplearse en lugar del carbón. 
  • Biogas: Para esta clase de energía se echa mano de nuevo a los desechos orgánicos. Estos se descomponen en espacios acondicionados para este fin, produciendo un gas con el que se obtiene electricidad. 
  • Energía maremotriz: Se trata de aprovechar el movimiento del agua del mar y transformarla en energía eléctrica.
  • Energía geotérmica: La Tierra emite calor, y no tiene por qué desperdiciarse. La energía geotérmica se apoya en esta premisa para convertirlo en un recurso, haciendo que el vapor provocado por las altas temperaturas mueva una turbina.

 

Oportunidades económicas de las energías renovables

Los recursos limpios lideran los principales programas políticos contra el cambio climático, están respaldados por las instituciones y viven una época de crecimiento. En septiembre de 2020, la Unión Europea se propuso que las energías renovables supongan al menos un 32% del consumo de 2030, y ya ha iniciado el proceso de descarbonización para caminar hacia un futuro más ecológico.

A nivel global, la Agencia Internacional de la Energía prevé una inversión de 750.000 millones de dólares en recursos respetuosos con el medioambiente. Y el gesto se refleja en el mercado de trabajo. Aprovechar estas fuentes renovables implica construir infraestructuras específicas. Se necesitarán profesionales formados para instalarlas y asegurar su buen estado, y la demanda ya es alta.

En nuestro país, por ejemplo, los Técnicos de Mantenimiento de parques fotovoltaicos conforman el puesto más requerido entre las profesiones relacionadas con la energía. La solar es uno de los nichos más prometedores, pero la biomasa se alza con el oro, sobrepasando los 81.000 puestos laborales.

Entre los perfiles que se demandan se encuentran instaladores, comerciales e ingenieros, entre otros muchos. El sector ha experimentado un crecimiento constante durante los últimos años, y ha convertido a España en uno de los líderes mundiales en este tipo de energía.

 

Escuela del futuro: ¿Estás preparado para las oportunidades?

Ya sabes lo que son las energías renovables, pero… ¿Tienes la formación para aprovechar todo su potencial? El cambio hacia estas fuentes está en marcha, y serán los profesionales capacitados para hacerle frente los que salgan ganando.

Prepararte para este sector te abrirá la puerta a multitud de empresas, tanto pymes como grandes compañías, y a un mañana en pleno desarrollo. En MINT hemos preparado un Máster en Energías Renovables para que tengas a tu disposición todos los instrumentos, y puedas explorar los principales recursos limpios que la componen. ¡Impúlsate al futuro!