En el artículo de hoy vamos a explicar cuál es la situación actual en la Revolución industrial 4.0, pero también sus perspectivas de futuro o las condiciones laborales de los/as trabajadores/as de esta Cuarta Revolución Industrial.

¿Quieres tomar parte de este proceso histórico? Para ayudar a mejorar la productividad de las empresas y ser uno de los profesionales cualificados que demandan en las nuevas industrias tienes que estudiar. En Mint te ofrecemos el Máster en Industria 4.0: ¡prepárate para trabajar en un sector en auge!

 

La Cuarta Revolución Industrial: ¿qué es?

El desarrollo digital, aprendizaje de las máquinas (Machine Learning), Inteligencia Artificial (IA) y las nuevas tecnologías hicieron posible una Cuarta Revolución industrial.

La Industria 4.0 está cambiando las empresas, la sociedad y la economía a nivel mundial. Hoy vamos a ver cómo el acceso a Internet y a nuevos dispositivos está afectando a la industria, pero antes empezamos con un poco de historia para entender la importancia de este proceso revolucionario.

Las etapas de la revolución industrial hasta nuestros días son:

  • Primera Revolución Industrial: (S. XVIII-S.XIX) permitió transformar las sociedades agrarias de Europa y Norteamérica gracias a la creación de industrias textiles y fábricas. Esto fue posible gracias a fuentes de energía como el carbón, o inventos como la máquina de vapor y el tren.
  • Segunda Revolución Industrial: (finales del S.XIX- S.XX) rompe con las industrias primitivas al utilizar máquinas automatizadas, electricidad y petróleo, lo que permitió la producción en línea y aumentar la producción en masa. 
  • Tercera Revolución Industrial: (finales del S.XX- S.XXI) Las nuevas tecnologías como Internet hicieron posible grandes innovaciones en la industria. Esta revolución en curso mejoró las comunicaciones, desarrollándose así la conocida como sociedad de la información.
  • Cuarta Revolución Industrial: (2011-actualidad) esta es la revolución presente, que está ganando terreno gracias a la digitalización, los avances tecnológicos, IA, Machine Learning  y el Internet de las Cosas (IoT). 

Ahora que entendemos el avance que supone la Industria 4.0 frente a las etapas anteriores, vamos a analizar las perspectivas de futuro en esta nueva industria.

 

El futuro de la Industria 4.0

Las expectativas de futuro son muy prometedoras porque el avance tecnológico puede permitir la producción en masa online en una fábrica inteligente. La producción y el control ya no es tarea solo de los humanos, sino que nos podemos apoyar en máquinas inteligentes. 

Las empresas están buscando empleados/as que sepan aprovechar las oportunidades de futuro que representa la gestión de las nuevas tecnologías, entre las que podemos enumerar:

  • Internet de las cosas
  • Cobots
  • Realidad aumentada
  • Realidad virtual
  • Big data
  • Impresión 3D y 4D

Estas tecnologías se pueden emplear en diferentes industrias y sectores: arquitectura, ingeniería, informática, automoción, informática, telefonía, aviación…

La productividad, precisión y la calidad de la producción seguirá aumentando en los próximos años porque las nuevas tecnologías permiten a la industria mejorar sus sistemas de producción.

 

El auge del sector industrial 4.0 en la actualidad

La digitalización de la industria es imparable. En los últimos años, la pandemia del COVID-19 y la crisis económica han acelerado el abandono de los métodos de fabricación tradicionales. Las empresas están implementando la digitalización para reducir los costes y aumentar su productividad en este contexto de crisis internacional.

La industria 4.0 permite a las sociedades:

  • Automatización: la utilización de robots y máquinas con inteligencia artificial hace posible la automatización de la industria.
  • Soluciones digitales: permiten reducir los costes de producción en la industria y aumentar la rentabilidad.
  • Aumentar la eficacia: las mejoras en los equipos, herramientas y técnicas permiten soluciones digitales.
  • Mayor productividad: con las nuevas tecnologías las empresas pueden mejorar su rendimiento.
  • Tratamiento de datos: las compañías pueden mejorar la seguridad de los datos, aumentando la capacidad de analizarlos, controlarlos y regularlos.
  • Ser más competitivas: las empresas pueden racionalizar sus recursos y optimizar toda su potencialidad, aumentando así sus capacidades para competir en el mercado.

Ahora que conoces las características que explican el auge de la Industria 4.0 vamos a ver cómo afecta la implementación de esta a las condiciones laborales de los/as empleados/as de las fábricas.

 

¿Cómo es el empleo en la Industria 4.0?

La vida de los/as empleados/as está mejorando con la Cuarta Revolución Industrial. Además, al mismo tiempo, las empresas pueden aumentar su productividad, por lo que se benefician todos los agentes sociales: empresarios/as y trabajadores/as.

Algunas de las ventajas que disfrutan los/as trabajadores/as de la Cuarta Revolución Industrial frente a los de las empresas que aún no aplican las nuevas tecnologías son:

Seguridad

Desde los inicios de la Primera Revolución Industrial en el Siglo XVIII hasta las últimas décadas los accidentes eran muy frecuentes en las fábricas, siendo mortales en algunas ocasiones. Sin embargo, con la Industria 4.0 los/as empleados/as disfrutan de más seguridad en el trabajo. Los robots y las máquinas se encargan de las tareas más pesadas, que antiguamente realizaban los/as operarios/as. En consecuencia, los seres humanos ya no se exponen a trabajos más arriesgados y peligrosos. 

Mejores condiciones económicas

Las empresas de la Cuarta Revolución Industrial buscan trabajadores/as calificados y bien formados, por lo que las compañías están dispuestas a pagar mejores honorarios. Por ejemplo, el sueldo de un/una Técnica en Mantenimiento Industrial en España oscila entre los 22.342 euros y 27.000 euros anuales.

Limpieza y salud

Los/as obreros/as disfrutan de un espacio de trabajo limpio, que respeta el medio ambiente. Esto dista mucho de las antiguas fábricas decimonónicas, que en no pocas ocasiones se caracterizaban por su insalubridad y suciedad. 

 

¡Fórmate en Mint para trabajar en la Industria 4.0!

El desarrollo de las sociedades es posible gracias a su industrialización. Esta revolución permitió a la vieja Europa pasar de la agricultura de subsistencia y el mundo rural a las prósperas sociedades urbanas. 

Sin embargo, en este proceso revolucionario las compañías necesitan trabajadores capaces de implementar las nuevas tecnologías en la Industria 4.0 con fiabilidad y eficacia.

Empieza el Máster en Industria 4.0 para conseguir el perfil profesional que buscan las empresas en el contexto de la Cuarta Revolución Industrial.

¡Fórmate en la escuela Mint para trabajar en la Revolución Industrial 4.0!