Las empresas que lideran diferentes sectores de la Industria 4.0 llevan años trabajando con robots autónomos. Las tareas que realizan los robots autónomos son de gran utilidad para las compañías y les permiten competir en un entorno globalizado.

Los robots 4.0 tienen un nivel de autonomía que supera el de las máquinas tradicionales, que están siendo sustituidas. Sin embargo, las empresas necesitan personas que dominen la IA (Inteligencia Artificial) y los softwares que permiten programar los robots autónomos. Aunque pueden realizar las tareas con total independencia, los robots necesitan una programación para mejorar la productividad de las sociedades.

Si quieres ser uno de los/as trabajadores/as y dominar el Machine Learning, Inteligencia Artificial, te recomendamos que empieces una formación especializada en la escuela Mint: ¡contacta con nosotros para conocer el Máster en Industria 4.0!

 

¿Qué son los robots móviles autónomos?

Los robots autónomos son aquellos que se mueven autónomamente, es decir, que no necesitan del control de ningún ser humano para funcionar. Estos robots se pueden utilizar en diferentes sectores industriales porque pueden realizar diferentes funciones:

  • Transporte
  • Logística
  • Labores domésticas
  • Atención en situaciones de emergencia
  • Colaboración en catástrofes naturales
  • Asistencia personal
  • Defensa
  • Seguridad
  • Vigilancia

Todos estos recursos explican que los robots autónomos sean imprescindibles para la Industria 4.0

La eficacia y rapidez de los robots autónomos a la hora de realizar las tareas que le han sido asignadas explican su rápida expansión en diferentes campos de la industria. Las empresas buscan competir en un mercado cada vez más competitivo, por lo que los robots permiten a las compañías asegurar su supervivencia en los tiempos de la Cuarta Revolución Industrial, también conocida como Revolución Industrial 4.0.

 

¿Qué tipos de robots autónomos existen en la actualidad?

En el 2022 existen diferentes robots autónomos, no solo en la industria. Estos robots se clasifican en función de las tareas que realizan o su campo de trabajo. Como existen muchos tipos de robots que funcionan con Inteligencia Artificial vamos a ver los principales. ¡Continuamos!

Robots autónomos industriales

Estos son los robots que trabajan en las fábricas realizan las tareas que, hasta no hace tantos años, desempeñaban los seres humanos, como por ejemplo en la industria del automóvil.

Algunas industrias que utilizan estos robots autónomos son:

  • Automovilística
  • Militar
  • Médica

Algunos países están utilizando estos robots autónomos para aumentar su producción industrial

Además, estos robots autónomos permiten que la Industria 4.0 tenga más seguridad en las fábricas, reduciendo a niveles históricos los accidentes laborales o las muertes de trabajadores en su puesto.

Finalmente, minimizan el número de errores en la fabricación o la logística porque toman decisiones inteligentes y optimizadas, ejecutando sus tareas según la programación del Learning Machine.

Otros robots autónomos:

Según la función que desempeñan podemos clasificar al resto de los robots autónomos:

  • Robots autónomos de servicio
  • Robots autónomos de exploración espacial
  • Robots autónomos para personas con diversidad funcional
  • Robots autónomos de rescate y emergencia

Estos son algunos de los ejemplos principales que debes conocer.

 

¡Descubre las múltiples ventajas de los robots autónomos!

Esta Cuarta Revolución Industrial protagonizada por la Inteligencia Artificial y los softwares nos permiten el acceso a una robótica autónoma que presenta muchos beneficios en diferentes campos de la industria.

En esta lista puedes ver las ventajas de los robots autónomos de la Industria 4.0:

  • Seguridad: la toma de decisiones inteligentes y la capacidad de los robots de trabajar solos, sin personas que los manejen, están garantizando la seguridad de los operarios. En diferentes sectores como la construcción, la manufactura, la producción o el militar los robots realizan las actividades más peligrosas. Esto permite a las empresas crear ambientes de trabajo más seguros.
  • Productividad: en la fabricación lineal, la atención al cliente o en el sector servicios los robots están aumentando la productividad de las empresas porque pueden realizar casi cualquier tarea y tomar decisiones inteligentes en fracciones de segundo.
  • Mínimo margen de error: la Inteligencia Artificial hace posible que en sectores como el médico, donde la vida de las personas pende de un hilo, los robots realicen cirugías o técnicas poco invasivas. Esto mejora los resultados, aumenta el número de intervenciones quirúrgicas y evita los errores humanos.
  • Protección: la defensa de la integridad de su territorio es una prioridad para cualquier estado soberano. Los robots autónomos están siendo utilizados por las potencias militares en este ámbito para la protección de sus fronteras, efectuar rescates de personas o realizar acciones como el rastreo o seguimiento. 
  • Exploración: la carrera espacial sigue viva y en ella juegan un papel fundamental los robots autónomos, que permiten llegar a nuevos planetas, donde realizan labores de exploración. Mientras que los astronautas permanecen en las estaciones espaciales, los robots autónomos reconocen el terreno o toman muestras.
  • Logística: los robots autónomos mejoran los procesos del transporte de materiales, productos y mercancías, algo importante en el sector logístico, uno de los pilares de nuestra economía. 

Estos beneficios explican porque cada vez más personas están interesadas en la utilización de robots autónomos.

 

¿Cómo funcionan los robots móviles autónomos?

La Inteligencia Artificial permite que los robots realicen diferentes funciones en la Industria 4.0, desde tareas sencillas hasta labores complicadas. Esto es posible porque un software ha definido previamente qué movimientos debe realizar para finalizar una función concreta.

Para el funcionamiento de los robots móviles autónomos, además de los programas y softwares, se ha diseñado una arquitectura híbrida, que se divide en las siguientes partes:

  • Luz
  • Rueda guía
  • Célula fotoeléctrica
  • Amplificador
  • Batería
  • Motor

Estas partes permiten su funcionamiento sin el control directo de los seres humanos porque su arquitectura les faculta para confirmar tareas y generar respuestas, lo que hace posible que desarrollen actividades de forma autónoma utilizando un software y procesadores.

Estos robots son autosuficientes, capaces de coordinar sus partes y realizar actividades en solitario. ¿Qué necesitan  para su funcionamiento? Un sistema que les permita procesar y un software que codifique las labores que se le asignan. 

 

¡Fórmate para trabajar en la Industria 4.0!

La Inteligencia Artificial ha hecho posible este proceso de automatización robótica. Esta revolución liderada por los robots necesita trabajadores/as cualificados/as, que sepan utilizar los softwares que están transformando la industria.

El Máster de Industria 4.0 incluye un temario actualizado, profesores especialistas en la robótica autónoma móviles y los softwares ROS, OpenCV y Python.

Finalmente, una vez superado el temario más completo, vas a realizar prácticas en las empresas que están liderando el sector industrial:

¡Entra en contacto con la realidad laboral de la Industria 4.0!