En Mint definimos el mantenimiento predictivo describiendo sus técnicas más utilizadas en la industria para la detección de errores de la maquinaria. Estas técnicas permiten controlar la calidad de la producción y seguir el funcionamiento de las máquinas.

El mantenimiento industrial es un campo con muchas salidas laborales porque cualquier fábrica, independientemente de lo que produce, necesita tener mantenimiento.

Si quieres aplicar las técnicas de mantenimiento predictivo utilizadas en la industria necesitas un formación especializada como nuestro Máster en Mantenimiento Industrial: las empresas necesitan trabajadores especializados para adaptarse a la Cuarta Revolución industrial: ¡Fórmate con Mint! 

¿Qué es el mantenimiento predictivo?

Existen diferentes técnicas de mantenimiento predictivo utilizadas en la industria 4.0. El sector está cada vez más especializado, por lo que se lleva a cabo un mantenimiento de las plantas de producción en condiciones.

Estas técnicas sirven para determinar qué máquinas necesitan una reparación, o qué equipos pueden seguir funcionando, evitando así que las empresas tengan que detener toda la producción.

Evaluar el estado de las máquinas permite ahorrar a las empresas

Las técnicas de mantenimiento predictivo permiten determinar con la mayor exactitud posible el momento preciso en el que una máquina necesita una optimización o reparación. De esta manera se evitan fallos en la cadena productiva, asegurando los equipos disponibles y minimizando los costes económicos.

Las técnicas de mantenimiento predictivo utilizadas en la industria ofrecen una serie de ventajas:

  • Mejora la disponibilidad de la maquinaria.
  • Evita la pérdida de materia prima por errores de las máquinas.
  • Reduce los costes de mantenimiento de los equipos de la planta.
  • Evita los riesgos de mortalidad por errores humanos en las reparaciones.
  • Reduce los gastos en presupuestos porque se limitan las intervenciones.
  • Ahorro en mano de obra en mantenimiento.
  • Aumento de la seguridad laboral gracias a la monitorización del proceso.
  • Reduce los fallos generales y los fallos catastróficos.
  • Menos costes en seguros industriales y menores riesgos para las compañías aseguradoras.

Las técnicas que permiten a la industria conseguir estos beneficios, gracias a la optimización y automatización de la gestión de procesos, son las siguientes.

Inspecciones de ultrasonidos

Esta es la más sensible de las técnicas de mantenimiento predictivo utilizadas en la industria. Se estudian los sonidos que emiten las máquinas y equipos de la planta para saber cuál es su estado.

Esta técnica de mantenimiento predictivo permite localizar diferentes tipos de fallos en:

  • Fricciones
  • Turbulencias
  • Ionización

Esto facilita realizar un diagnóstico correcto de la maquinaria rotativa, lo que nos permite hacer un plan de mantenimiento predictivo.

Los ultrasonidos que se detectan con esta técnica en el aire o elementos estructurales de las máquinas pueden indicar diferentes problemas:

  • Fugas de aire comprimido
  • Gases
  • Vacío
  • Fugas internas en válvulas conectadas a tuberías herméticas
  • Deficiencias eléctricas
  • Espesores
  • Soldaduras
  • Detectar la corrosión

Como puedes ver, son muchos los problemas que se pueden detectar por medio de la inspección del ultrasonido. 

Análisis de las vibraciones

Esta es una técnica de mantenimiento predictivo que estudia el funcionamiento de las máquinas rotativas. Con esta finalidad se analizan las vibraciones porque estas máquinas presentan ciertos niveles de vibración, incluso cuando funcionan correctamente, pero cuando hay un fallo o error la horquilla de vibraciones oscila más de la cuenta, lo que nos indica la necesidad de revisar el equipo.

Esta es la más popular de las técnicas de mantenimiento predictivo

Los parámetros que se utilizan para estudiar las vibraciones de las máquinas son cuatro:

  • Frecuencia
  • Amplitud
  • Dirección
  • Fase

La mayoría de las máquinas tienen una vibración compuesta, es decir, la suma de varias vibraciones simples. Estas se deben a la suma de los componentes que originan el movimiento. Estas vibraciones simples pueden ser aleatorias, que no siguen un patrón concreto; o golpes intermitentes, que tienen un ritmo habitual porque las producen los engranajes, ventiladores y rodamientos.

Estas vibraciones permiten detectar los fallos, desequilibrios, desalineaciones y holguras estructurales.

Inspecciones por termografía

¿Qué es la termografía? Una técnica que estudia el comportamiento de la temperatura de las máquinas de una planta. Su finalidad es asegurar el correcto funcionamiento de la maquinaria industrial.

La energía que emiten las máquinas viaja en forma de ondas electromagnéticas a la velocidad de la luz

Las empresas utilizan cámaras termográficas para detectar esta radiación, ya que es invisible para el ojo humano. Los factores que intervienen en esta radiación son la emisividad, reflectividad y transmisividad.

Con estas cámaras analizamos los cambios de temperatura en las imágenes térmicas, que sirven para diagnosticar problemas electromecánicos en los componentes de la máquina cuando se produce un incremento de la temperatura.

Inspecciones boroscópicas

Las sondas permiten ver el interior de los equipos, zonas que de otra forma no serían visibles para el ojo humano debido a su difícil acceso. 

Es útil para inspeccionar las válvulas internas de regulación y bypass

Entre los principales elementos que permite inspeccionar el interior de las máquinas podemos enumerar:

  • Turbinas de gas y vapor
  • Intercambiables de generación de vapor
  • Rodetes de bombas centrífugas
  • Tuberías
  • Multiplicadores en aerogeneradores

Esta técnica de mantenimiento predictivo nos permite localizar defectos superficiales, deformaciones y desgastes en la maquinaria.

¡Fórmate en el Máster en Mantenimiento Industrial 4.0! 

El diagnóstico de las máquinas es fiable con varias semanas de antelación, pero las empresas necesitan trabajadores que sepan realizar estos diagnósticos. La fiabilidad depende de las capacidades y habilidades del analista.

En el Máster en Mantenimiento Industrial 4.0 vas a disponer de 1.500 horas de estudios en modalidad online. Esta es la mejor opción para adquirir los conocimientos precisos para mantener la maquinaria en un perfecto estado de funcionamiento.

En los módulos formativos vas a tener acceso a un temario elaborado por expertos en programación de equipos industriales y Lean Manufacturing.

Si quieres tener experiencia, como demandan las empresas, tienen la oportunidad de realizar hasta 300 horas de prácticas en empresas, entre las que podemos citar:

  • Repsol
  • Frinsa
  • Narval
  • Transfesa
  • Thielmann
  • Moan
  • Inprebal

Aprovecha esta oportunidad al terminar de formarte para ser un profesional preparado para la realidad laboral del sector:

¡Empieza a trabajar en mantenimiento industrial como técnico de mantenimiento!