La energía eólica es una fuente energética limpia, renovable y sostenible que está viviendo un periodo de expansión a nivel mundial. Para generarla existen diversos métodos, lo que explica la existencia de diferentes tipos de energía eólica

Para aprovechar la fuerza del viento es necesaria un Curso Especializado en Energía Eólica: solo así se puede trabajar en un sector en el que las empresas no cesan de demandar mano de obra cualificada y preparada.

Tipos de energía renovable eólica

Existen diferentes alternativas limpias que permiten conseguir energía eléctrica sin recurrir a los hidrocarburos contaminantes tradicionales, como pueden ser el carbón o el petróleo.

La energía eólica produce electricidad, reduciendo cada año en millones de toneladas las emisiones de C02 a la atmósfera.

La energía eólica, como su propio nombre indica, aprovecha la fuerza del viento y sus corrientes, que permiten, a partir de ciertas velocidades, hacer girar las aspas de los molinos. Según la tipología del molino puede girar desde los 10 km/h, aunque otros gigantes de los parques eólicos necesitan que la fuerza del viento tenga una velocidad de 90 km/h, como mínimo.

Existen diferentes tipos de aerogeneradores que explican esta clasificación según su eje:

  • Eje horizontal: en este caso las palas giran alrededor de un eje horizontal, siendo el tipo de aerogenerador más frecuente en nuestros paisajes. Se les denomina aerogeneradores de tipo HAWT, es decir, Horizontal Axis Wind Turbine, según las siglas en inglés.
  • Eje vertical: por otra banda, en este caso las palas se mueven en torno a un eje central vertical. Estos son conocidos como aerogeneradores de tipo VAWT.

 Además de los aerogeneradores, podemos clasificar los parques eólicos según su ubicación. Es decir, hay dos tipos de energía eólica si tenemos en cuenta dónde se genera la electricidad:

  • Energía eólica onshore: los aerogeneradores están instalados en tierra firme.
  • Energía eólica offshore: los aerogeneradores se encuentran en los mares.

Veamos más en profundidad cada uno de estos tipos de energía eólica: ¡continuamos!

Energía eólica terrestre

Si vives en Galicia, Castilla y León o Castilla-La Mancha seguro que has visto parques eólicos en sus montes y montañas. Muchas Comunidades Autónomas cuentan con instalaciones de molinos de viento, o mejor dicho aerogeneradores, en su territorio.

Las grandes estepas o las regiones costeras son la ubicación geográfica ideal gracias a la fuerza de los vientos

Gracias a la fuerza del viento, muy presente en la mayoría de nuestro territorio nacional, podemos generar energía eléctrica. Estos parques eólicos están conectados a la red de distribución eléctrica.

Energía minieólica

Existe un subtipo dentro de la propia energía eólica terrestre, que es de uso doméstico. Mientras que los gigantescos parques eólicos son de grandes multinacionales o empresas eléctricas, la energía minieólica consiste en pequeñas instalaciones de autoconsumo.

Es habitual en casas de campo, refugios de montaña o reservas naturales

La energía minieólica permite alcanzar luz eléctrica en territorios alejados, como lugares que no tienen acceso a la red eléctrica convencional. Además, existe una hibridación que se completa con la energía solar, conocida como instalaciones eólicas-fotovoltaicas.

Energía eólica marina

La energía eólica offshore, más conocida como energía eólica marina, se consigue de una forma bastante similar a la terrestre. Como en el caso anterior, se emplea la fuerte de las corrientes de viento que surcan los mares para producir electricidad.

La diferencia es que los aerogeneradores están en el océano

Los potentes vientos que existen en alta mar explican la proliferación de este tipo de instalaciones en un gran número de países, como Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Francia o China.

A diferencia de lo que sucede en tierra firme, el viento no encuentra obstáculos geográficos naturales. La ausencia de valles, colinas y montañas explica que la energía offshore sea más productiva que la energía eólica onshore. La mayor fuerza del viento ejerce más presión sobre las aspas de los molinos eólicos.

En definitiva, los diferentes tipos de energía eólica tienen la misma finalidad: producir electricidad. Como hemos explicado anteriormente, usando aerogeneradores se puede aprovechar la energía cinética del viento. Desde la energía mecánica se puede obtener energía eléctrica, la energía ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma: ¡así de sencillo!

Energía Eólica veleros

Quizá desconozcas que también se produce electricidad en los barcos. ¿Cómo? Pues muy sencillo: con aerogeneradores.

Los barcos necesitan baterías para realizar sus viajes por el mar. Sin embargo, esta batería puede ser insuficiente en algunos trayectos. Por esta razón se puede utilizar la energía eólica en los barcos, mediante los aerogeneradores conseguimos la electricidad que necesitan las embarcaciones para completar su trayecto y llegar así a buen puerto.

Se emplea un molino con aspas, que transforma la energía cinética del viento gracias al movimiento de rotación

No es algo muy novedoso el aprovechamiento de las corrientes de viento para la navegación: piensa que los barcos llevan miles de años utilizando velas para la navegación. 

¡Fórmate ahora en un Curso de Especialización en Energía Eólica!

Si quieres entender cómo funcionan los diferentes molinos de los parque eólicos de todo el mundo estás en el lugar indicado. Seguro que llegados a este punto ya te has hecho una idea más clara, pero para trabajar en la instalación de estos necesitas preparación previa.

Si quieres una formación a la altura de los vientos aún estás a tiempo de matricularte en Mint. Nuestra metodología online te permite finalizar el curso con 500 horas de estudio. Además, contamos con prácticas de hasta 300 horas de duración en las principales empresas del sector.

Infórmate ahora sobre el Curso de Especialización en Energía Eólica: tenemos un programa hecho a tu medida.

En el Curso de Especialización en Energía Eólica tendrás la magnífica oportunidad de realizar el curso Basic Safety Training (BST) y obtener la certificación de la GWO (Global Wind Organisation). Esta dimensión extra del curso consiste en una formación presencial de 4 días de duración, el resto de las 500 horas son en modalidad online.